Los elefantes pueden volar -TECC-

 

Si señores, tal como lo digo. Si un elefante es capaz de pintar un cuadro, estoy seguro que estos inteligentes animales serian capaces de aprender a pilotar un avión.

La verdad, es que a día de hoy tengo que mirar las fotos para creerme que realmente lo que vi fue verdad.

Resulta que en el Tailandia, les gustan mucho los elefantes, tanto que hasta han creado una ONG llamada Thai Elephan Conservation Center, (TECC), que se encarga de cuidar a los elefantes maltratados, y también de ofrecerles un espacio donde pueden vivir tranquilos.

No se trata de un parque nacional donde los elefantes viven en libertad, se trata de un centro donde los elefantes pueden vivir en unas condiciones muy buenas, fuera de los peligros que surgen entre la convivencia entre hombres y elefantes.

Desde Chiang mai, me habían ofrecido muchos tours para ir a este centro, pero como prefiero el “hazlo tú mismo” , pues me dirigí por mi propia cuenta a visitar este centro.

Al llegar, estuve paseando por la zona de información, y pude leer información sobre los cursos de mahout. Se trata de unos cursos de cuidador de elefantes, en que se aprenden las técnicas de “conducir” un elefante, y darle todos los cuidados necesarios.

Realmente algo curioso, estuve muy tentado en apuntarme, nunca se sabe cuando puede surgir la oportunidad correr salvajemente a lomos de un elefante!

 

Al llegar, se tiene que pagar 20B por un transporte que nos va a llevar desde la entrada del centro hasta la zona de los elefantes. Por el camino, nos cruzamos con algún elefante que esta realizando alguna tares.

En la parte alta, tenia diferentes opciones a realizar, por un lado, me di una vueltecita a lomos de un elefante por unos 200B, luego estuve leyendo un rato hasta que empezó un “show” donde los aprendices de mahout, muestran todo lo que han aprendido a realizar con elefantes. Fue aquí donde vi a los 3 elefantes pintando cuadros. Realmente surrealista.

 

Más tarde, me dejé caer por la zona de recién nacidos, donde pude ver a los paquidermos más graciosos. Justo al lado, se encuentra el hospital . Allí se encuentran los elefantes con problemas de salud y se puede ver, como los veterinarios tiene cura de estos.

 

Al final de la visita, me quedó un gusto de boca agridulce. Por un lado, me hacia feliz los buenos cuidados, y las buenas relaciones que existen en este centro, entre animales y personas. Pero por otro lado, no dejan de estar encerrados. Todo animal es libre, todo animal, debe poder elegir donde quiere estar y su compañía. No vale crear un espacio artificial, y decir que se trata de un “refugio para elefantes”. Deberíamos devolverles la parte de espacio natural que es suya, sin importar el todopoderoso dinero.

Como llegar.

Para llegar desde Chiang Mai, os recomiendo la opción más económica y divertida. Debéis ir a la estación de buses y preguntar por las minivans que van al TECC. Os va a costar 70B. Os van a dejar a la entrada del centro y deberéis caminar unos 5 minutos hasta el centro.

Cuando queráis regresar, simplemente deberéis curzar al otro lado de la autopista, donde os ha dejado la minivan. No busquéis ningún paso para peatones, id con cuidado y simplemente curzad. Ya en el otro lado, debéis esperar que pase algún autobús y levantar el brazo para inidcarle al conducto, que queréis que pare. En mi caso no tardé ni 5 minutos en estar montado en un bus.

Al subir, va a venir alguien del “staff” para preguntaros a donde vais, y cobraros el importe que toque, que en mi caso fueron 65B. Así de sencillo.

[AFG_gallery id=’31’]

About the Author: Ferran
Author Website: http://mundoensonidos.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.