Sentirse pequeño, Beijing (parte 1)

A no ser que seáis unos apasionados de las largas caminatas descubriendo ciudades, os recomiendo que si alguna vez visitáis Beijing, os desplacéis en transporte público.

No me gusta ir rápido de un lugar a otro, considero que me pierdo muchas cosas por el camino, por eso me gusta tanto viajar en autocar , en tren, o a pie. Pero debo reconocer que las distancias en Beijing son tan descomunales, que se hace necesario desplazarse en algún medio de transporte más veloz que el andar. Por suerte, en esta ciudad, hay una gran cantidad de transportes públicos y lo mejor de todo, es que son muy eficaces y económicos.

Para no perderse en esta ciudad, lo mejor es buscar un alojamiento lo mas cercano posible de la ciudad prohibida, considerando cualquier lugar céntrico aquel que esté situado a una distancia inferior a los 5 kilómetros de este monumento.

A parte de una gran ciudad, Beijing, también es un lugar con muchísima historia. Esto hace que comprender su pasado, presente y futuro sea una tarea realmente difícil, y más si solamente se dispone de cinco días para visitarla. Así que para facilitar esta comprensión decidí hablar con los habitantes de esta ciudad utilizando Couch Sufrfing. Debo decir que me sirvió mucho para tener un punto de vista de como es la sociedad china desde dentro, y sobretodo, para conocer las grandes diferencias de pensamiento entre las nuevas generaciones y las tradicionales.

Amigos de CS
About the Author: Ferran
Author Website: http://mundoensonidos.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.