Sonrisas en Coonoor

Coonoor fue de esos lugares que no esperas mucho, pero que te llevas una grata sorpresa. Seguramente la compañía , tuvo parte de la culpa de ello, pero la verdad es que simplemente me sentí muy a gusto visitando esta zona.

El día anterior, nos habíamos alojado en Ooty, pero como no nos gustó mucho, decidimos irnos hasta la ciudad mas cercana. Para llegar, cogimos un tren de combustión que hace su lento pero bello recorrido entre plantaciones de té.

Libreria en la estación de Ooty

Este tren se llama Blue mountain train, y sale a las 9:15, 12:15, 14:00 y a las 18:00. El precio estándar, son unas 115 rupias por personam para la primera clase ,y unas 5 rupias para la segunda clase. Siguiendo las indicaciones de otros viajeros, decidimos optar por la segunda clase, ya que la única diferencia es que los asientos no están reservados. Nos tocó hacer unos 30 minutos de cola, para poder ser los primeros en elegir asiento.

Aquí podéis escuchar los sonidos de este viaje.

Al llegar a Coonoor, no es que fuera una ciudad bonita. Es sucia, ruidosa y encima nos tocó dormir en uno de los peores lugares donde he dormido. Era todo oscuro, no cabía en la cama y según me cuenta Sabrina, por la noche había algún bicho en la habitación que se intentó comer nuestras galletas! Yo no me enteré de nada, me he acostumbrado a dormir con tapones en los oídos y van fenomenal.

El siguiente día, hicimos un treking de unos 13 km, pero con un desnivel de 1000 metros. El paseo lo hicimos entre plantaciones de té, y como grata sorpresa, nos paramos a una pequeña explotación agrícola de secado de té y de pimienta. Tuvimos la oportunidad de hablar con el propietario, que nos contó muchas cosas interesantes.

La nota simpática del día, la puso una mujer que se dedicaba a limpiar los granos de pimienta , ya si o si, nos “obligó” a comer la mitad de su comida. Debo decir que es una excelente cocinera y que el arroz con verduras que degustamos estaba increíble.

A pocos kilómetros del final de recorrido, nos encontramos con una pequeña escuela donde Sabrina, quiso regalarles una bonita sonrisa a los niños, y ya de paso unos caramelos para animarles la tarde.

Sin duda alguna Coonoor, es un lugar que si no os importa las condiciones donde vais a dormir, os va a regalar, excelentes paisajes y unos habitantes muy simpáticos.

 

[AFG_gallery id=’20’]

About the Author: Ferran
Author Website: http://mundoensonidos.com

2 comments

  1. Roser dice:

    Ferran: unes fotos precioses!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.